El Inter de Milán está dispuesto a dejar ir a Jeison Murillo al Valencia, pero necesita un futbolista que ocupe el puesto del colombiano. Los milaneses han identificado a Ezequiel Garay como el ideal y han pedido su cesión, una idea que no convence a los valencianistas.

El Inter de Milán y el Valencia están negociando el traspaso de Jeison Murillo al cuadro ché y parece que todo va sobre ruedas. Sin embargo, ha aparecido un nuevo tema a tratar que podría perjudicar las negociaciones. Al Inter de Milán le está costando encontrar sustituto para Murillo y ha pedido que los valencianos cedan a Ezequiel Garay, según Sportitalia.

Aunque no deja de ser cierto que Garay está en el mercado, existen una serie de aspectos que condicionan la salida del defensa. En primer lugar, el Valencia pide un traspaso por el futbolista, no una cesión. Esperan recuperar la inversión realizada por el argentino en su momento, por lo que la posibilidad del préstamo está descartada. Además, si Garay termina abandonando el club ché, le gustaría hacerlo en dirección a Rusia, una competición que conoce, ya que estuvo 3 años compitiendo allí.

Si el Valencia se rehúsa a dejar prestara su jugador al Inter de Milán, las negociaciones por Jeison Murillo podrían verse frustradas, ya que los italianos no tendrían intención de desprenderse de un jugador que es titular e importante para los planes del equipo.

Parece que todo indica que tendrán que llegar a un acuerdo, a menos que a los milaneses se les presente una buena oportunidad en el mercado para fichar un central que sustituya al colombiano de 25 años o que se encapriche con otro defensa. Parece que ahora el futuro de Murillo y Garay está ligado y que la decisión final depende del Valencia.